Alejandro Finisterre. De inventar el futbolín a secuestrar un avión
Alejandro Finisterre

Alejandro Campos Ramírez, más conocido como Alejandro Finisterre fué el inventor del futbolín español. El poeta, editor y además periodista patentó en 1937 la versión del juego más utilizada en el mundo, aunque esa patente se perdió. Pasó a la historia como el inventor del futbolín. Sin embargo tuvo una vida llena de aventuras que no todo el mundo sabe, desde secuestrar un avión a jugar partidas de futbolín contra el Che Guevara.

Alejandro nació en Fisterra (de ahí que se le conociese como Alejandro Finisterre), A Coruña en 1919. Con 15 años fue a Madrid a sacarse el bachillerato, y tras una mala situación financiera familiar tuvo que trabajar de peón de albañil y en una imprenta. En Madrid conocería al que sería un gran amigo suyo, el poeta León Felipe.

La idea del futbolín surgió cuando Finisterre fue herido y trasladado a un hospital de Cataluña durante la Guerra Civil, y allí vió cómo muchas personas heridas por la guerra no podrían volver a jugar al fútbol. Entonces se le ocurrió crear este entretenimiento para los heridos, para que pudieran volver a recordar lo que era jugar a fútbol. LLevó el fútbol a la mesa.

Alejandro Finisterre

Como estábamos en plena época de Guerras, no pudo fabricar ni distribuir su invento a nivel industrial ya que todas las fábricas se dedicaban a la creación de armas para la guerra.

Tuvo que huir y exiliarse en Francia, y durante ese viaje perdería la patente de su invento. Tras conseguir algo de dinero se va a Ecuador, pero no fue hasta 1952 cuando se trasladó a Guatemala y empezó a fabricar y mejorar el futbolín para intentar venderlo por toda América. Aquí fue cuando conoció al Che Guevara, con el que además de compartir una gran amistad, Alejandro siempre decía que le ganaba al futbolín.

[/et_pb_column]
[/et_pb_column]

Artículos relacionados

BLOG NOSTALGIA FUTBOLERA

Sigue a Pichichi Company